La industria frente a la crisis de espectadores

Borja Aláez

Borja Aláez

Digital Marketing & Social Media Strategist at Solocal Group
Descubrí el cine en una sala y aprendí de marketing en un aula. Ahora, me gusta combinar mis dos pasiones en este blog. Porque si algo aprendimos de Marty Mcfly es que Nike y el cine no están reñidos.
Borja Aláez

Las majors no parecen no estar dispuestas a tirar la toalla en el cada vez más pírrico mercado español. Con unos datos de recaudación realmente preocupantes, productores, distribuidores y salas de cine tienen la obligación de enfrentarse a la difícil tarea de volver a atraer espectadores. Unos espectadores espantados por el IVA del 21% aplicado a la industria cultural que ha supuesto la puntilla final a un sector ya de por si muy afectado en la última década.

Los cines llevan meses diseñando diversas estrategias para devolver espectadores a las salasYelmo Cines, por ejemplo, ha duplicado los días del espectador y ha potenciado su tarjeta fedelizadora con atractivos descuentos durante la semana. Ofertas 2×1, precios reducidos para la unidad familiar o regalo de entradas por compras en establecimientos afines son otras de las estrategias seguidas por Yelmo para revitalizar la taquilla. Esto respecto a las grandes cadenas de cine porque los cines más tradicionales, aquellos que -cada vez menos- pueden encontrarse en los centros de la ciudades también están preocupados por la escasa afluencia de espectadores. Bonos mensuales con entradas hasta un 50% más baratas que el precio en taquilla o precios del día del espectador los cinco días de la semana laborable son algunas de las ideas pensabas por las pequeñas salas. En este sentido, los cines en V.O que sólo pueden encontrarse en las grandes ciudades tienen un valioso valor añadido que puede ofrecerles un nicho de mercado muy fiel y rentable. El público adulto cinéfilo, que no está tan expuesto a la piratería como el joven, puede encontrar el refugio en estas salas si, además de estrenos, se le ofrece ciclos o retrospectivas a precio económicos.  La especialización puede ser una salida rentable para estos pequeños cines que no pueden competir, ni en calidad técnica ni en instalaciones, con las grandes cadenas de cine.

Los distribuidores también están intentando abordar el problema desde distintos enfoques. Warner Bros. acaba de lanzar una campaña para intentar atraer espectadores de cara al estreno de los blockbusters veraniegos y de la ya en cartelera ‘El hombre de acero’. Según recoge Entrada Numerada, la major ofrecerá un descuento en el alquiler de las copias de sus próximas películas -tales como ‘Expediente Warren: The Conjuring’ o ‘Pacific Rim’- equivalente a una rebaja en el precio medio de la entrada, con un tope del 13 por ciento. Así, una entrada que cuesta 9,4 euros el 13 por ciento de descuento de Warner Bros Pictures Internacional España permitiría rebajar 1,2 euros; es decir, si vale 7 euros el descuento máximo la dejaría en 6 euros.

En una escala menor, A contracorriente Films ha dado a conocer a través de una campaña de emailing su oferta 2×1 para los próximos estrenos. Los espectadores que quieran disfrutar de estrenos como ‘Antes del amanecer’, ‘Insensibles’ o ‘Kon -Tiki’ podrán verse beneficiados por esta iniciativa.

A estas iniciativas se irán sumando durante los próximos meses nuevas propuestas que intenten revertir los malos datos de los últimos meses. Lo que lleva estando claro es que es momento abrir el debate sobre la distribución cinematográfica. Algo que no debería implicar- como muchos piensan- la desaparición de la distribución en salas sino la potenciación de nuevas plataformas digitales que atraigan ese público poco dispuesto ya no sólo a pagar una entrada sino simplemente a acudir al cine. Todo ello, claro está, con apoyo de la Administración Pública que debe velar por los intereses de la industria como fuente económica y motor del desarrollo cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *