‘Viral’ y otros ejemplos de branded content en el cine

Borja Aláez

Borja Aláez

Digital Marketing & Social Media Strategist at Solocal Group
Descubrí el cine en una sala y aprendí de marketing en un aula. Ahora, me gusta combinar mis dos pasiones en este blog. Porque si algo aprendimos de Marty Mcfly es que Nike y el cine no están reñidos.
Borja Aláez

Lucas Figueroa, que tiene el honor de ser el autor del corto más premiado de la historia según el libro Guinness, presentó la semana pasada ‘Viral’, su debut en el largometraje y la primera de una trilogía de películas, según hizo saber en la presentación. Aunque la película sólo ha conseguido recaudar 31.000€  en su primer fin de semana, ‘Viral’ merece un reconocimiento por importar a la cinematografía española el concepto de branded content.

Viral

El branded content, que no podemos confundir con el product placement, es una técnica de branding – basada en el contenido – en la que la marca pasa a formar parte de la experiencia, en este caso cinematográfica y de entretenimiento, para mostrar al espectador determinados atributos . El objetivo no es vender sino crear un contenido que entretenga o que divulgue bajo los parámetros de esa marca. El product placement, por el contrario, se basa únicamente en el emplazamiento publicitario dentro de un determinado contenido con el objetivo de promocionar un producto. Este sería el caso de los famosos caramelos Reese’s Pieces en ‘E.T’ o G.A.P en ‘Minority Report’.

La diferencia entonces radica en esa integración entre marca y contenido. En ‘Viral’, que ha contado únicamente con financiación privada, FNAC ha logrado que la película gire en torno a su marca y sus almacenes integrándolo en la trama argumental. El caso es que la película de Figueroa es un reflejo del entorno digital actual: un joven es elegido a través de un concurso para vivir una semana en el FNAC madrileño y conseguir 100.000 seguidores con la única ayuda de los social media. La vida misma, vamos.

Pero como suele ser habitual, España llega tarde a esta estrategia de marketing de contenidos. El cine estadounidense ya ha explotado en varias ocasiones, y con resultados desiguales, el branded content.

The Beauty Inside (Drake Doremus, 2012)

El poster de esta mini serie ya nos dejan claro que Intel y Toshiba están en el ajo. Ambas se fusionan en esta cinta que narra la historia de un hombre que se despierta cada mañana con un rostro y un cuerpo diferente. La película fue rodada con la interacción directa de los usuarios de Facebook y recibió un Emmy por su particular innovación.

The beauty inside

Los becarios (Shawn Levy, 2013)

En este caso no es Fnac sino Google la marca que abre sus oficinas como plató cinematográfico para mostrar sus bondades como el buscador definitivo. La reputación, la captación de talento, la eficiencia o la eficacia son algunos de los atributos que se transmiten bajo la excusa de una comedia gamberra protagonizada por Vince Vaughn y Owen Wilson.

Es, en definitiva, una herramienta para transmitir el valor de los intangibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *