Estrategias transmedia para cine y TV

Borja Aláez

Borja Aláez

Digital Marketing & Social Media Strategist at Solocal Group
Descubrí el cine en una sala y aprendí de marketing en un aula. Ahora, me gusta combinar mis dos pasiones en este blog. Porque si algo aprendimos de Marty Mcfly es que Nike y el cine no están reñidos.
Borja Aláez

Las estrategias transmedia no han nacido al calor del estallido digital o como respuesta para atraer la atención de los deseados millenials. En 1977, George Lucas arrancó la franquicia con vocación transmedia más rentable de la historia. El universo ‘Star Wars’ no se circunscribe a las películas y únicamente se puede entender conjugando otros medios y formatos, desde los comics y libros hasta los videojuegos. El 18 de diciembre veremos cómo ese mundo sigue traspasando las fronteras de la gran pantalla en el que se prevé como el mayor estreno de este año.

Star Wars Trasmedia

Lo que sí parece es que definitivamente, la capacidad para entender la trascendencia del transmedia ha llegado para quedarse. Para los usuarios, espectadores y marketeros de pata negra, el palabro todavía lleva a la confusión. Aprovechamos este punto para aclarar el concepto: se trata de acciones desarrolladas a través de diferentes canales y soportes (tanto online como offline) y que complementan narrativa y estratégicamente el elemento principal. Es decir, deben añadir o profundizar temáticamente para entender mejor el universo de la pieza audiovisual primaria (una película o serie). No confundir con crossmedia, similar pero relacionado con el uso de diferentes medios y plataformas para la difusión de contenidos.

La implementación de estrategias plenamente transmedia está experimentando un desarrollo desigual. Sin embargo, hay producciones que merecen un reconocimiento al trabajo de planificación y estrategia para dotar de contenidos un universo que no termina con los créditos finales.

La saga de ‘Los juegos del hambre’ apostó con fuerza por el universo transmedia tras el brutal éxito de la primera entrega. Para ‘Los juegos del hambre: En llamas’, Lionsgate contó con los servicios de de la agencia Ignition Creative para desarrollar una estrategia de marketing transmedia que básicamente se centraba en un mix de social media, desarrollo de microsites y co-branding. La idea era crear un vínculo complementario, que sirviese a la audiencia para conocer en profundidad el universo y los personajes más allá de los libros de Suzanne Collins y las películas.

En lo que a social media se refiere, hay que recordar que los perfiles oficiales de las películas tienen, por lo general, tendencia al bombardeo de fechas, trailers, featurettes y cualquier otro material promocional. Un autobombo que – salvo en películas con  hpye desmedido – genera indiferencia y saturación en el usuario. Para ‘Los juegos del hambre: En llamas’, la acción se centró en la creación de perfiles institucionales del Gobierno de Panen y del Capitol en Twitter y Facebook. Desde los mismos se difundían mensajes oficiales del ficticio Gobierno, despertando el interés de los seguidores de la saga que buscaban interactuar con el universo de Katniss Everdeen.

Los juegos del hambre transmedia

En Youtube se creó el canal Capitol TV, el medio oficial del gobierno de Panen en el que además del material promocional se incluía la sección ‘District Citizen Reels’, un espacio para la difusión de videos creados por los propios fans de la saga.

Los juegos del hambre transmedia Youtube

Instagram, por su parte, sirvió como el complemento perfecto para la difusión de Capitol Couture, una revista centrada en conocer las últimas tendencias en moda del pintoresco país. Además, para el desarrollo de esta acción se contó con la colaboración de conocidos diseñadores, expertos en moda y marcas. Un ejemplo de co-brading en una acción puramente social.

En España, y ya en formato TV, tenemos el grandísimo esfuerzo en el diseño de una estrategia transmedia que RTVE viene siguiendo desde el estreno de la primera temporada de ‘El Ministerio del Tiempo’. Un ejemplo del buen trabajo que se está realizando en el país en los últimos años y que completa a una de las mejores series en la historia de nuestra pequeña pantalla.

Cierto es que la ficción tiene una fanbase que ha convertido a ‘El Ministerio del Tiempo’ en un verdadero objeto de culto, facilitando la interacción más allá de cada capítulo. Sin embargo, el esfuerzo estratégico y la calidad de los contenidos ofrecidos en otros canales no tiene precedentes. Además de la web oficial y los perfiles sociales oficiales (muy activos, todo hay que decirlo), la serie cuenta con:

  • Making of posterior al capítulo emitido: con toda la información sobre el rodaje, entrevistas, apuntes históricos y un sinfín de anécdotas.
  • #LaPuertadelTiempo: programa online de periodicidad semanal donde se desgranan los secretos de la serie gracias a la participación de los seguidores.
  • Grupo de Whatsapp para seguidores (gestionado por RTVE): para comentar la serie entre fans.
  • Foro de debate histórico: para amantes de la historia que desean completar el periodo histórico en el que desarrolla cada capítulo.

El Ministerio del Tiempo transmedia

Un potente pull de contenidos que complementan los 70 minutos de duración de cada uno de los episodios, convirtiendo a ‘El Ministerio del Tiempo’ en un referente transmedia sin precedentes en España. Veremos qué novedades depara la segunda temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *